20071104

Cosas que aún no he visto

Mentiría si dijera que, a lo largo de mi vida, no he viajado. He conocido gente de la más diversa, gente con la que comparto algunas cosas, y muchas veces difiero en otras. Podría decirse que el repertorio de mi experiencia es bastante completo.

Sin embargo, hay cosas que, si bien se me han presentado indirectamente, jamás (y es en serio), jamás he tenido la oportunidad de comprobar fehacientemente. Sospecho que son mitos sin mayor fondo que el rumor, como el Yeti, los extraterrestres, o la pareja de Florencia de la V. Y helas aquí:

- Una Casa de Ronald McDonald: Y espero que alguien me dé una mano con esto. Cada tanto aparecen en los locales de la M amarilla, campañas anunciando que se donará algún porcentaje de las ventas coprofágicas a esta "institución" de "beneficencia". Pues bien, señores: En mis largos viajes, JAMÁS he visto una sola de estas casas, jamás he visto a algún niño en algo así, y jamás escuché a alguien decir que había recibido cualquier clase de ayuda de McDonalds. Creo que lo más cercano a eso, fue la experiencia de algunos compañeros, el bajón, y que este fuera el único local abierto - nótese, "local". No "casa". Por otro lado, tiene sentido que armen una fundación para combatir el cáncer, por ejemplo, de colon. Puaj.

- La revista "El Abogado en Casa": ¿Nunca caminaron por las calles del centro de Santiago de Chile, para mirar uno que otro cartelito con el escueto mensaje de "Lea 'El Abogado en Casa'"? Yo sí. Y juro que jamás encontré tal revista en los kioskos. Creo que la última vez, al menos, encontré un mensaje que rezaba algo como que se les había acabado el tiraje, pero que volverían. Esto, como la Segunda Venida, es un evento catalogado de ahora en más de mitológico. Y espero con ansias el cumplimiento de la profecía... claro, con "ansias" quiero decir "ocio". Ustedes saben.

- Un miembro, partidario, simpatizante o facturero de la "Surda": Puede que sea porque no vivo en Chile. Pero creo que tengo experiencia a la hora de encontrar gente con afinidades políticas extrañas; creo que hasta sé de alguien que votó por Cristina Fernández de Kirchner. En cambio, de la Surda... nada. En vez de elevar teorías conspirativas del tono "Es un invento del PC de Chile para evitar una fuga masiva de votos a alternativas de izquierda", concluiré que es resultado de una alucinación masiva, causada por la clase de estupefacientes que se encuentran en las facultades de Chile. Y no me digan que no hay... ilusos.

- Alguien a quien le guste, entienda, o se haya reído alguna vez con "Gaturro": ¿De dónde salió este gato? El guitarrista de mi banda sostiene que es una copia de Garfield - una caricatura que recuerdo haber disfrutado, pero que muy rara vez me sacó una risa. Gaturro, como toda copia, deficiente, debe ser todavía peor (jamás lo he leído, pero "Los Billetes de Gaturro" son una muy buena razón para no molestarme). Y nadie ha aparecido para refutar mi teoría.

- Y finalmente (no tengo ganas de escribir) Alguien que mande mensajitos de texto (a.k.a. SMS) a esas compañías truchas, onda Bippie o WAP o cualquier otra. Supongo que es la clase de cosas que haría un chimpancé ebrio en un ambiente festivo/de jolgorio. Mis compañeros de curso, y no quiero decir con esto que mis compañeros sean chimpancés, llamaban putas en los carretes. Y, si bien mis experiencias con la prostitución no han sido del todo buenas, no puedo negar que se veía más o menos entretenido. Un "poema de amor", por otra parte, no es precisamente entretenido. A menos que sea de la clase:
Las rosas son rojas
Las lilas, lilas
Te voy a dar duro.
Este haiku, por cierto, es mío. Acabo de hacerlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario